Los ‘huesos’ del 2016 en la televisión colombiana


huesostvcolombiana2017

Todos los años la televisión colombiana nos sorprende con producciones qué no nos explicamos como vieron la luz, por malas, por ser auténticos huesos o por ser en sí mismas un despropósito sin explicación alguna. Conozca a continuación la lista de los Huesos del 2016 en la televisión colombiana.

Sinú, rio de pasiones: han pasado varios meses desde su estreno y quizás nadie recuerde a esta producción, que prometía ser una telenovela costeña costumbrista como las de antaño, marcada por fuertes pasiones y paradisíacos escenarios pero a la hora del té las pésimas actuaciones de Natalia Jerez, Mario Espitia y Carlos Almirante, reposando sobre unos libretos que no se sostenían de ninguna forma, crearon un cóctel perfecto para el insomnio y la producción terminó siendo víctima del ‘machete’.

Todo es Prestao: la serie sobre la vida de Galy Galeano empezó mal y terminó de la misma forma, la audiencia nunca le dio oportunidad alguna y con justa razón, la historia más que emotiva e inspiradora -caracteristicas fundamentales de las producciones biográficas- era una caricatura que terminaba siendo cansina. El canal RCN le quiso apelar a lo popular para revivir su alicaída franja, pero el resultado final parecía más una burla hacia ello.

El Tesoro: si hay algo para tener claro es que cuando Caracol anuncia una de sus ficciones como “una historia diferente y divertida” es mejor juntar miedo, por que lo que se viene es más de lo mismo, con una recarga de humor básico y estereotipos por montones. Eso fue El Tesoro, una producción básica con la capacidad de producir unas escuetas risas en algunos televidentes y la incapacidad de sus protagonistas para darle mátices a sus personajes.

Contra el Tiempo: el canal RCN si que supo generarnos sueño durante este 2016, bendito sea su directivo de programación, las personas con problemas para conciliar el sueño le agradecemos por producciones como Contra El Tiempo y es que si bien la serie parte de una premisa interesante y la química entre Diego Cadavid y Carolina Ramírez es suficiente para sostener la serie en momentos en los que el guión no lo hace, la forma en este caso y el transcurrir de la serie la terminaron volviéndola todo un hueso. Eso sí, visualmente de lo mejor del año.

Sala de Urgencias 2: no sé a que lumbrera en el canal de las Américas se le habrá ocurrido pedir una segunda temporada de Sala de Urgencias pero supongo ya corrieron cabezas por ello. En Sala de Urgencias 2 todo es mediocre: historias mediocres con actores mediocres, que generan un aperitivo perfecto anti-entretenimiento. Sala de Urgencias cuenta con el estereotipo de actores cuya importancia reside un su belleza, pero en el papel se interpretan a ellos mismos. Eso han hecho Rafael Novoa y Paola Rey una y otra vez. Lamentablamente Rafael Novoa no es George Clooney, ni Paola Rey Jennifer Aniston.

Anuncios

2 pensamientos en “Los ‘huesos’ del 2016 en la televisión colombiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s